La comunicación interna es una área muy poco gestionada en las comunicación de las organizaciones. Se  considera innecesaria su inversión y además se tiene la idea errónea que todo buen profesional sabe comunicarse con claridad.

Solo así, en pocos casos, ven la necesidad de construir una cultura de comunicación entre los diferentes miembros de la organización. La comunicación interna es un campo que exige mayor reflexión académica para buscar metodologías y herramientas adecuadas para su gestión.

Comunicación con emoción

Quizá el predominio de la racionalidad dentro de la comunicación ha hecho daño. Una comunicación desde un aspecto lógico, frío y calculado lo podría designar solo como información. No hay que olvidar que la comunicación sucede con personas y no con autómatas o robots que solo necesitan información o datos para trabajar. Uno de los temas que ha llamado la atención, no ahora, es el concepto de inteligencia emocional desarrollado por Daniel Goleman.

RECOMENDADO:  ¿Cómo prepararse para una negociación exitosa?

Para este investigador la inteligencia emocional es la capacidad de aprender a gestionar nuestras emociones. Este tipo de inteligencia sirve, principalmente, para generar empatía con las personas que se tiene alrededor. Entendiendo la empatía como la capacidad de sentir o comprender la emoción de la otra persona. Lo antes mencionado no se trata de un descubrimiento o una develación mágica.

Pero la comunicación debe generar acciones que provoquen emociones positivas. Suena muy sencillo pero en el trabajo diario la comunicación interna es supremamente difícil pero no imposible. Cambiar la idea de comunicación interna como difusión de información es un gran paso que está ahí para trabajar arduamente. Hay que pensar la comunicación interna desde las personas, pensar y sentir el tema emocional y canalizarlo por la vía de la creatividad.

Recomendado: Cómo liderar una reunión efectiva

Generar experiencias de comunicación interna

La comunicación interna no solo debe poseer componentes racionales. La comunicación interna debe tener una carga emotiva muy fuerte que se debe trabajar a través de la participación de los diversos actores que componen una institución.Cuando se hablo de participación no es simplemente pedir comentarios a través de redes sociales o e-mail, la participación implica interacción entre las partes. Para que eso suceda el comunicador, con el apoyo de los directivos, debe propiciar espacios de diálogo para construir un proceso de escucha sincera.

En una organización todos los integrantes desean hablar, muchas veces no lo hace porque esos espacios aparentes de “participación” se convierten es lugares para identificar y clarificar aliados o enemigos, lo que implica en fondo premios y castigos.Siempre hay espacios para generar experiencias de comunicación interna, pero lo que se busca siempre es que las experiencias sean positivas. Las conversaciones siempre están dentro del ámbito de privilegiar a la humanidad.

 

Provocar experiencias en los actos comunicativos

 

Paul Watzlawick, en una de sus premisas, diría acertadamente que es imposible no comunicar, esa premisa llevaría a tomar en cuenta que la comunicación también se puede observar en las actitudes y comportamientos. En cambio el marketing ha sabido aprovechar este conocimiento y lo ha puesto al servicio de la empresa privada. Esta idea cobra importancia ya que estamos en una sociedad donde la circulación de información es enorme y donde la capacidad de recordar un producto, servicio o institución cada vez disminuye.

 

***CONOCE MÁS DE NUESTROS CURSOS DE COMUNICACIÓN GRATIS***

Marca Interna – endomarketing

 

Y marcar es diferenciar. La marca viene siendo una especie de territorio imaginado donde se busca pertenecer, porque como se trata de un territorio donde hay una forma particular de decir y hacer las cosas. La marca es una construcción mental colectiva, deseada y que pretende mantenerse en el tiempo. Lograr espacios donde el trabajador sea valorado como persona y profesional es la tarea de la comunicación interna.

El sentido de pertenencia ayuda a consolidar la cultura organizacional del lugar de trabajo

El sentido de pertenencia ayuda a consolidar la cultura organizacional del lugar de trabajo, cuando los integrantes de la institución viven experiencias positivas que van más allá de los reconocimientos económicos, estos tienen la tendencia de aumentar su productividad y se sienten más satisfechos a nivel sicológico. Mejorar el clima laboral significa mejorar las relaciones sociales, y para aquello se necesita de mucho trabajo, pero sobre todo, de convicción.

Es decir, que los trabajadores pueden experimentar si el discurso institucional queda en palabras o en verdad se hace lo que se dice. Además, Formankuc nos indica que el pensar la comunicación interna como marca implica también el cambio progresivo de ciertas ideas preconcebidas y actitudes para crear ambientes más adecuados para el desarrollo de una cultura organizacional distinta.

Para el autor un comienzo sencillo de este cambio puede ser conceptualizar de forma distinta aspectos que están dentro de la institución.

Visión Tradicional Visión Moderna

Los directivos, autoridades o supervisores deben comprender que están en otro momento de la historia donde las relaciones entre los seres humanos son de modo más horizontales. Se hace necesario entender que al estar dentro de una idea, organización o empresa siempre se necesita de la cooperación de otras personas para cumplir con las metas que se han propuesto. La comunicación es el camino para consolidar esta nueva perspectiva de cultura organizacional.

 

 

Una propuesta para la lectura, aplicación y posibles desarrollos

La comunicación interna no solo debe quedar en una reflexión académica, el tema debe pasar a un ámbito de la aplicación. Como diría Manuel Tessi, “la comunicación interna cada vez más se ha vuelto un problema para los directivos de las organizaciones pero para los comunicadores debe ser la oportunidad de mostrar que la gestión de la comunicación interna ayuda a los objetivos que se han planteado”.

Recomendado: Conceptos claves sobre comunicación interna, cultura e identidad

Tessi nos plantea una metodología que puede guiar nuestro accionar en la planificación, ejecución y evaluación de la gestión de comunicación interna. Y es precisamente esa metodología que deseo presentar porque se trata de aspectos que se pueden poner en la práctica en pequeñas y medianas organizaciones.

El término es muy sencillo de entender pero resulta difícil cuando se lo lleva a la práctica. Si en la organización jamás existió un espacio para decir algo abiertamente es muy probable que haya miles de quejas.

Implementación de acciones de comunicación interna

Por esa razón, hay que jerarquizar los problemas y atender temas urgentes. Dentro del proceso de narrar con significado está muy relacionado con la comunicación con experiencia positiva que se habló en líneas anteriores. Crear narraciones con alto significado no solo basta con la palabra escrita, hay diversas formas de narrar, hay que ser muy creativos. El ofrecer la palabra implica que se reconoce al otro ser humano que está sentado en una mesa de trabajo.

Conversación es sentarse juntos en una mesa de debate para compartir experiencias o puntos de vista de la institución. La última fase es la evaluación para saber si nuestras acciones en CI sirven de algo para la organización.

Evaluación de comunicación interna

Para complementar este punto se puede hacer referencia a María Cristina Ocampo que nos muestra un proceso para la construcción de indicadores cualitativos y cuantitativos para evaluar la gestión de la comunicación en las organizaciones. Tessi nos indica que mostrar gráficos estadísticos no alcanza para mostrar e implicar los resultados de la CI. Contar los resultados también es una forma o momento especial para realizar acciones de comunicación organizacional.

Conclusiones sobre la comunicación interna

Un primer paso para aquello es trabajar los conceptos de emoción y empatía al interior de las organizaciones. El desarrollo de ambos conceptos lleva consigo el reconocimiento de una alternativa, con sus formas propias de pensar, sentir y actuar.Es necesario comprender la diversidad. La comunicación interna es un concepto y herramienta que debe ser pensado para ayudar a los seres humanos.

Es innegable que el consolidar el factor humano genera productividad pero ese no debería ser fin de la comunicación interna. Asimismo, se debe pensar en nuevas formas de abordar y satisfacer la necesidad de comunicación de nuestro público interno, y no quedarse en el mero acontecimiento de entregar la información.

La información o conocimiento que reciben las personas de la organización debe provocar una huella en la mente para que sea recordado. Los directivos o gerentes deben tomar conciencia que no solo se debe recurrir a la comunicación interna solo cuando los problemas son insostenibles.

Deben comprender que la parte intangible de la organización es el factor que permitirá un desarrollo a posteriori de una sólida reputación, y así estar más aptos para los constantes cambios que suceden en el mundo. Lo blando ayuda a lo duro para seguir en el camino de la vida.

Fuente: Luis E. Farinango C.

***DESCAGAR LA APP DE TU COMUNICACIÓN PODEROSA***

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here